instalación fotovoltaica

La nueva ley del autoconsumo fotovoltaico abre grandes posibilidades de optimización energética para empresas y particulares

En España ha existido una gran controversia respecto al autoconsumo de la energía solar. Antes de la nueva ley RD 244/2019, publicada en abril de este año, la situación no era nada favorable para aquellas personas que querían apostar por el autoconsumo, mediante energías limpias y renovables.

Un marco legal para la energía fotovoltaica más optimista

Con la publicación de la nueva normativa se abren nuevas posibilidades para la energía fotovoltaica. Primero, la publicación en octubre de 2018 del Real Decreto Ley 15/2018 supuso la derogación del Real Decreto 900/2015, conocido por instaurar el llamado “impuesto del sol”. Y con el RD 244/2019 se expone una nueva regulación para la energía fotovoltaica en España en términos administrativos, técnicos y económicos.

 

Una de las novedades de esta nueva ley, con respecto a la legislación anterior, es que se establecen dos modalidades de autoconsumo:

 

SIN excedentes

Cuando existen sistemas anti-vertido que impiden la inyección de excedente de energía a la red de transporte o distribución. Estas instalaciones, con sistemas de almacenamiento con baterías, permiten una mejor gestión de los picos de demanda mientras reducen la presión sobre las redes de distribución.

 

CON excedentes

Son las instalaciones de generación que, además de suministrar energía para autoconsumo, pueden inyectar energía excedentaria en las redes de transporte y distribución. En estos casos existen dos tipos de sujetos: consumidor y productor:

  • CON excedentes ACOGIDAS a compensación

En esta modalidad, la energía que no se autoconsume de forma instantánea se vuelca a la red de manera que al final del periodo de facturación (como máximo un mes) el valor de esa energía excedentaria se compensará en la factura del consumidor.

Pueden optar a esta modalidad las instalaciones individuales y colectivas conectadas en red interior que cumplan las condiciones descritas en el Real Decreto.

  • CON excedentes NO ACOGIDAS a compensación

En esta modalidad, la energía que no se autoconsume de forma instantánea se vuelca a la red y se vende obteniendo por ella el precio del mercado eléctrico.

 

Con cualquiera de las modalidades, las instalaciones de autoconsumo ofrecen a los consumidores interesantes ahorros en su factura eléctrica.

El autoconsumo en comunidades y urbanizaciones

Otra novedad es el autoconsumo compartido, que regula la posibilidad de asociación entre comunidades de vecinos para autoabastecerse a través de la energía eléctrica fotovoltaica.

 

La modalidad más sencilla de autoconsumo colectivo sería una instalación que cubriera las necesidades energéticas de las zonas comunes del propio edificio (iluminación de escaleras, rellanos, portales, garajes y trasteros o el funcionamiento del ascensor) o de una urbanización (piscinas, patios, zonas de juegos, etc.). En este caso, se trata de una instalación básica y la titularidad corresponde a la comunidad de propietarios, única usuaria de la instalación.

 

Pero también se abre la posibilidad a instalaciones integrales, más completas y de mayor potencia, que permiten abastecer de energía a las viviendas y a los locales comerciales del edificio.

 

Otro ejemplo sería el de la instalación flexible: en un principio sólo abastecería a aquellos vecinos que hubieran decidido conectarse, aunque permitiría que otros vecinos se fueran sumando posteriormente, lo que la convierte en un tipo de instalación ideal para bloques de viviendas ya construidos.

 

Los expertos están convencidos de que en muy poco tiempo las viviendas no solo contarán con paneles para producir energía, sino también con baterías asociadas, que permitirán almacenar la que no se puede consumir en el momento y que representarán un verdadero un ahorro energético.

 

Con el nuevo marco legal, la opción del autoconsumo a través de la energía fotovoltaica se convierte en una opción económicamente viable y con menos trabas administrativas.

 

En Crielec Instal·lacions realizamos proyectos “llaves en mano” basados en la instalación energías renovables e instalaciones fotovoltaicas, bien sea en naves industriales, viviendas, polideportivos, hoteles, etc., abarcando desde el diseño del proyecto y su instalación, hasta la tramitación y legalización del sistema de generación de electricidad que mejor se adapte a tus necesidades. Consúltanos.